Una historia sobre kites, piletones, hurones y demás cosas Gostosas!

Wind Experience relata desde adentro su viaje grupal a Sao Miguel do Gostoso, donde once pasajeros que contrataron el Viaje, se conocen e integran con intereses comunes: Mucho kite, windsurf y diversión. Probablemente no entiendan de que se trata, porque hay muchas anécdotas internas, pero yo sigo leyendo Saint Exupery porque no dejo de soñar con ser el Principito!

 

Sale el sol tempranísimo. Y el saber que la arena está a pasos nomás de la cama, es el empujón que cualquiera necesita para arrancar el día. Nuestro DJ se despierta tranquilo (@arturo), nada de apuros, salvo algún que otro sobresalto con las licuadoras que preparan el jugo de maracuyá para el desayuno. Y con su ipad, DJ Spotify nos musicaliza el comienzo de una jornada de navegadas y sol:

 

Ajjturoo ponete Jack Johnson y pásame el plato con la tapioca!!! NO OTHER WAY suena de fondo y la verdad es esa … no hay mejor forma de empezar el día!

El grupo de los Boa Vistenses se suman al ratito. Con esas caras de relajados como quien duerme en una habitación de lujo con un parque y una pileta dibujados a mano.

Algún pasajero especial, a la hora del desayuno, ya cumplió su sesión de running y kite matutino… aún estamos analizando a que toma de electricidad duerme enchufado. @hernan gimenez.  DJ Spotify le hubiera seleccionado un tema de AC/DC – palo y palo – al inagotable del grupo!

Se empiezan a inflar los kites, los windsurfistas eligen sus velas y el viento de a poco nos empieza a dar letra para las anécdotas de la tarde. Los temas músicales para las navegadas de este equipo tranquilamente podrían ser QUIZAS PORQUE de Sui Generis (Quizás porque me quedé sin viento, quizás porque se me cruzó una brasilera, quizás porque tengo botas en la tabla) o también S.O.S de Abba ¡! Muy divertido! De todo se aprende, y del trekking desde el lado izquierdo de la pista no zafó nadie, excepto @Marta y nuestro caipi-man: @esteban poli.

La fotógrafa designada visita las clases de kite al otro lado del cabo. “Las olas y el viento sucundum sucundum” si estamos en tren de musicalizar el viaje, le ponen ritmo a la garra de @Leti, @Carlos y @Quique por dominar la vela y salir en tabla. Hay evidencia de los avances en tomas fotográficas! Y la frustración del deporte se va con la corriente…

Las tardes son de acai, cerveijas y guaraná. Oh aria raio Oba oba oba … “Mas que nada” canta Sergio MEndez and Brasil ´66 …. Descanso, relajación y a prepararse para la cena…

No vamos a dar más detalles de los debates en las comidas, peixe y macaxeira de por medio. Sí destacar que este grupo se bancó pogos, noches de forró, cumpleaños y fiestas donde la alegría no fue solo brasilera! Al acecho de quien se quedara quieto en las pistas, Stefi, nuestra amiga portuhispanogermano parlante, al sonido de HOAAA!! hacía mover hasta las columnas!

Un filósofo urbano lo anticipó: “hay que marearla hasta la inconciencia” para que se detenga! Eso generan los argentinos piloto!!.. a hacerse cargo (@maxi buch)

Las perlitas del viaje: la reina del Windsurf secuestrada hacia los piletones de la paciencia (@mer), el coach y pro del kite que no se podía parar en la tabla de SUP (@pablito), las caipirinhas de brócoli de Ken, la fauna silvestre encabezada por el hurón que se come a la iguana que saluda al gato que está arriba del pijama de Arturo que corre al mono que se lleva la lycra de @Octo que se nada 32km para recuperar la tabla y bué asi todo, todo en armonía!

Por suerte en Gallinhos hay una laguna … Andá @Octo vos primero! Nosotros te miiramos desde acá…y entre molinos y médanos el Gran Pachano hace de conejillo de indias para chequear el spot!

El tema Younger de Seinabo Sei resume el Viaje. Todos somos más jóvenes cuando volvemos a jugar, nos permitimos relajarnos, compartir con otros, reírnos y conectarnos con la naturaleza.

El paseo en SUP con la puesta del sol de un lado y la luna llena en el otro, la vuelta en 4×4 de noche con el plateado reflejo sobre el mar, el ruido del viento en las ventanas y las caminatas de regreso a la posada entre palmeras son momentos a los que uno puede recurrir para escaparse de la locura diaria y remojarse en los piletones de la memoria.

Personalmente, gracias por este viaje a los pasajeros que tanta energía concentraron y a los que ayudaron y trabajaron para que todo saliera impecable: Pablito, Paolo, Edgard, Michelle y Marta!!

avatar

Natacha schvarzman