EMPEZAR WINDSURF: ¡UN VIAJE DE IDA!

El Windsurf puede ser un deporte súper desafiante o al mismo tiempo un momento de stop personal para relajar las preocupaciones y disfrutar de un atardecer al ritmo del viento y la vela. Comenzar a practicarlo puede ser muy fácil o muy difícil: podés intentar aprender por tu cuenta, mar adentro, y perder meses de intentos y esfuerzos fallidos o tomar un atajo y anotarte en las clases específicas según tu nivel y tus capacidades. La mejor parte de las clases es que, ya en la primera, vas a poder pararte en la tabla y comenzar a disfrutar de la adrenalina de este deporte extremo.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El desafío principal del Windsurf  pasa por el control de la vela y la estabilidad del cuerpo sobre la tabla. En las clases no tenés que preocuparte por el tamaño del equipo; el instructor es quien va a encargarse de que las medidas sean las correctas para vos, según tu altura y tu peso.  A medida que vayas entrando en confianza con el agua y con vos mismo, seguramente irá cambiando el tamaño de la tabla ¡Tené paciencia! El Windsurf no sólo hace que tomes control de tus movimientos y logres pararte firme en contra del viento, sino también que va a ayudarte a alcanzar el equilibrio mental y la calma interior, dos elementos más que necesarios para poder enfrentar la navegación de las olas con decisión y coraje.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Después de varias clases, vas a comenzar a navegar con mayor velocidad y en una tabla de menor tamaño. El momento más increíble y atrapante sin dudas va a ser cuando logres despegar la tabla de la superficie y dejes de deslizarte sobre el agua para comenzar a deslizarte por arriba del agua.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Después de tu primer planing vas a descubrir por qué una vez que empezás Windsurf ya no hay vuelta atrás. Si te animás, acá tenés toda la información para comenzar una nueva aventura: http://windexperience.com/cursos/windsurf/