EL VIENTO NOS JUNTA – El Windsurf, un buen programa para la pareja!

La semana vuela. Y cuando te quisiste dar cuenta el tiempo que compartiste con tu pareja se reduce a la romántica cena del miércoles, en la que, con mucho esfuerzo, cruzaron juntos la línea de las 11pm.

Los tiempos en que el fin de semana abría las aguas como en el Éxodo de la Biblia y ellos se iban a hacer deportes y nosotras de compras, ya pasaron. Ahora cada vez son más las parejas que deciden compartir juntos nuevas experiencias y aventuras.

Una propuesta que tiene todos los condimentos tanto para hombres como para mujeres es el Windsurf: un deporte que combina lo mejor de una completa actividad física (tonifica músculos de brazos, piernas y abdomen) y la adrenalina de estar navegando entregados al viento.

Con un curso de 5 clases se aprende el equilibrio sobre la tabla, a leer las condiciones del viento,  a sentir la fuerza que éste ejerce en la vela para que la tabla se deslice sobre el agua y a poder ir y volver en ambas direcciones. Aproximadamente con 10hs de clases supervisadas con un instructor que enseña y perfecciona la técnica, un alumno queda en condiciones de alquilar equipo y practicar de manera autónoma.

Las primeras clases de windsurf dejan siempre esa sensación de querer más!

Y la buena noticia es que en el aprendizaje de Windsurf las chicas llevamos la delantera. Como se trata básicamente de poder sentir y dejarse llevar, este deporte nos hace perfecto juego con nuestras características de mujer. Somos más livianas que los hombres y luchamos menos con el viento (aunque a veces intentemos cambiarlo de dirección como a ellos…!) Por lo general,  estamos abiertas a divertirnos sin expectativas de competencia y eso nos termina jugando a favor para avanzar rápidamente.

A ellos les termina encantando pero necesitan ese primer encuentro para entender que no se trata de aplicar fuerza.

La pasión por este deporte trae como “beneficio colateral” un aumento en la comunicación de la pareja, que seguramente vaya a consultarse lo que muestra el Windgurú en cuanto al pronóstico de viento en los próximos días para salir a navegar juntos! Ni hablar de los viajes que se pueden compartir Windsurf de por medio!!

Y si no hay viento suficiente, no hay de qué preocuparse, porque parados sobre la misma tabla, podemos hacer Stand Up Paddle. Una disciplina nacida en Hawai que consiste en propulsarnos con una pala en espejos de agua calma o bien en olas. Con una técnica completa que también es perfecta para desarrollar todos los músculos del cuerpo.

Otra experiencia increíble, y esta sí, romántica y relajante a más no poder, es la travesía en kayak bajo la luz de la luna llena que Wind Experience ofrece cada mes en Puerto Tablas. Una hora y media de remada con el cierre en un fogón con música bajo el brillo de nuestro satélite natural que nos llena de energía y nos hace enamorarnos cada vez más!

Aprovechemos que empiezan los días largos y el calorcito y juntos o separados, nos vemos en el AGUA!

avatar

Natacha schvarzman