EL SPOT DE KITESURF IDEAL

¿Qué tiene que tener un spot de Kitesurf para entrar en el ranking de los mejores del mundo? ¿Cómo puedo saber si es realmente bueno, seguro, o divertido? Si sos de los kiters que les gusta descubrir nuevos lugares estratégicos, no te pierdas esta nota y chequeá los elementos clave que hacen que un spot sea el ideal sobre todos los demás.

 X

1)   Condiciones del viento: el tipo de viento perfecto es el “side shore” o de costado. Es además, uno de los vientos más seguros para practicar Kitesurf porque no va a empujarte hacia adentro del mar como el viento “off shore” o viento de tierra, o sacar el kite hacia la costa como en el caso del viento “on shore” o viento de frente, cuando sopla con demasiada intensidad. En cambio, el viento de costado, es el que siempre te va a permitir ir y volver dentro del agua en forma perpendicular a la costa.

X

2)   Olas: Cuando no hay olas tenés que aprovechar para practicar tus maniobras preferidas de freestyle, pero el spot ideal no puede prescindir de ellas y es el refugio óptimo para poner a prueba tu destreza como kitesurfer. Es preferente que no sean olas demasiado grandes, es decir que no superen los 5 metros aproximadamente, así podés desplazarte con seguridad sin la amenaza de posibles corrientes de agua.

X

3)   Temperatura ambiente: El lugar tiene que ofrecer un tiempo agradable y constante. Preferentemente que sea un clima seco y que las temperaturas varíen entre 22 y 28 grados centígrados. Es mejor sentir apenas el calor y poder refrescarte dentro del agua, que tener que temblar de frío y tomar coraje antes de entrar al mar.

X

4)   Acceso: Si el spot está demasiado alejado de algún centro turístico o del pueblo o la ciudad de destino, va a ser poco práctico y menos seguro. También es fundamental que puedas acceder con auto o algún medio de transporte similar, sobre todo si llevás más de un equipo y podés facilitar el traslado del mismo sin exigir tu físico y no llegar agotado antes de ni siquiera haber pisado el agua.

X

5)   Comodidades de alrededor: Seguramente todos imaginamos lo fascinante que debe ser estar en una playa desierta sólo para nosotros y teniendo el mar entero a nuestra disposición para deslizarnos con el kite a nuestro estilo. Pero en la práctica lo ideal es que podamos encontrar ciertas comodidades alrededor del spot, ya sea por cualquier emergencia que pueda surgir sorpresivamente, para relajarnos después de la práctica en algún bar o chiringuito sobre la misma playa o si el tiempo llega a ponerse feo, disponer de un refugio copado donde estirar las piernas y tomarnos nuestro trago preferido.