10 REGLAS DE ORO PARA UN OCÉANO MÁS LIMPIO

Más del 70% de la superficie de la tierra está compuesta por agua, lo que siempre nos da una idea que los océanos, por su inmensidad, son inagotables. Pero la realidad es que no es así: los mares y sus costas tienen una increíble variedad de elementos que son fundamentales para nuestra vida y la cultura humana. Hoy en día son muchísimas las actividades económicas que se llevan adelante de manera irresponsable y están limitando y reduciendo su riqueza a grandes escalas, sumado también a los cambios climáticos y la polución del agua.

x

Si sos amante del mar, además de buscar los mejores spots y las olas más altas, es importante que seas consciente de este regalo increíble de la naturaleza y tomes las medidas necesarias para protegerlo.

 x

1-Reciclá

Tratá de elegir siempre los productos con la menor cantidad de packaging y envoltorio para ayudar a reducir la basura. Reciclá el papel, separá los plásticos, el vidrio y las latas. ¡Cambiando pequeños hábitos se pueden lograr grandes cambios!

x

2- Usá cosméticos libres de polietileno

Muchos productos de maquillaje o inclusive de higiene, están compuestos por microesferas de polietileno y estas partículas tan chiquitas se filtran por el desague; contaminan el agua y van a parar, finalmente, al océano.

x

3-Decile chau a las bolsas de nylon del súper

Cuando vayas a hacer las compras acordate de llevar tus propias bolsas reutilizables. Cuando la gente tira bolsas de nylon al océano, las tortugas marinas, y muchas otras especies también, las confunden con comida lo que produce un bloqueo en su sistema digestivo provocando su muerte.

x

4-Levantá la basura

Si vas caminando por la playa y encontrás residuos en la costa, animate a levantarlos y tirarlos donde corresponde. No sólo vas a evitar que el viento los lleve hasta el agua, sino que vas a inspirar a otras personas a que sigan tu ejemplo.

x

5-Limitá el uso de materiales desechables

Como los envases plásticos de comidas elaboradas; no son reciclables ni biodegradables. Reemplazalos por un tupper.

x

6-Elegí la opción de pescado más sustentable

Las poblaciones mundiales de peces se están agotando debido a la demanda, la pérdida de hábitat y las prácticas de pesca insostenibles. Al hacer las compras o salir a comer, ayudá a recudir la demanda de especies sobreexplotadas. Una buena opción son los mariscos, que no sólo son saludables sino también una alternativa sustentable.

x

7-Cuidá las playas

Si te gusta surfear, nadar, bucear o simplemente relajarte tomando sol sobre la arena, acordate de dejar limpio el lugar en el que estuviste. Explorá el mar sin interferir en su ecosistema y sin remover piedras, algas, corales o estrellas de mar.

x

8- Viajá a través del océano con responsabilidad

Si estás por elegir la opción de un crucero para tus próximas vacaciones, investigá cuál es la opción más “eco-friendly”. Cuando estés a bordo de un barco o en tu kayak, nunca tires basura al agua y tomá precauciones respecto de la vida marina que hay alrededor.

x

9-Apoyá a las organizaciones que cuidan el océano

Hay muchas fundaciones, grupos e instituciones que se ocupan de defender  y proteger el océano y su flora y fauna. Podés dar tu apoyo económico o inclusive participando como voluntario en las campañas y actividades: ¡todo suma!

x

10- Leé sobre los océanos y la vida marina

La vida en la tierra está totalmente conectada con el océano y sus habitantes. Cuanto más aprendas sobre los problemas que enfrenta este ecosistema vital, más vas a querer ayudar a protegerlo. Después, no te olvides de transmitir lo que aprendiste a otras personas para que cada vez puedan ser más los que cuiden del océano.